ROBERTOFERRO.COM.AR

Escritor Argentino

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo Facebook de Roberto Ferro escritor argentino Blog de Danilo Albero Vergara escritor argentino
 

NOTAS

Rayuela 1/5
Rayuela 1/5
Volver a jugar a la Rayuela con Julio Cortázar Por Roberto Ferro Clase 1 24 de mayo de 2012 Roberto Ferro: Bueno, cualquier narrador de un cuento de Cortázar o de sus novelas diría: “Cuando el tipo se saca el saco es porque se está preparando para algo”. Primer punto: si es un juego, es un desafío. Por lo tanto, ahí hay un punto de partida. Yo voy a comenzar con algunas aproximaciones que tienen que ver con los protocolos, si ustedes quieren, con el ‘tablero de dirección’ del curso, o como dice en Historias de cronopios y de famas, el ‘manual de instrucciones’. El primer punto es que para mí la función del crítico literario no pasa por exponer un modelo privilegiado de significación, sino antes bien la función que voy a tratar de desempeñar frente a ustedes: la de un agente provocador del encuentro de cada lector con su propio sentido, con su propio camino de interpretación. Inicialmente, nos corremos del lugar de que el crítico –o quienes proponen un curso–es una suerte de pontífice que ha escuchado en algún momento la voz del autor y la transmite. No. Lo mejor que podría pasar para este proyecto mío es que logre que cada uno de ustedes, como lectores de Cortázar, afine, ajuste y logre un encuentro con el sentido que ustedes están tratando de pensar en relación con esta novela. La segunda cuestión es que nosotros podemos pensar el texto literario como un territorio, y su densidad varía según se lo recorra a pie o hagamos un sobrevuelo. El paisaje del texto en la intimidad de su diseño sólo se abre ante un recorrido a pie que en un límite utópico colocaría a ese recorrido en una repetición del texto leído. En cambio, el otro recorrido, el que supone un sobrevuelo del texto, le permite al lector entregarse a un sueño imaginario. El lector flâneur, como decía Benjamin, tan vinculado a Cortázar en esta idea de los pasajes y de París; el lector que se abandona a vagar, que se deja llevar por los vaivenes del texto, es complementario del lector que imagina. Se trata de dos posiciones que nosotros vamos a tratar de alentar. La aprehensión del sentido y la experiencia de lectura son inseparables. En ningún momento el trabajo que yo voy a hacer aquí con ustedes puede sustituir, ni con mucho, la experiencia de lectura que cada uno de ustedes haga. También les quiero decir que la crítica literaria es una cuestión de distancia: dónde pongo el texto que quiero leer, en qué lugar lo coloco; y entre qué otros textos lo coloco. Ese va a ser el primer movimiento que nosotros vamos a ser. Dónde pongo el texto para leerlo, es decir, a qué distancia. ¿Lo voy a sobrevolar?, ¿lo voy a atravesar caminando?, ¿qué tipo de lentes prefiero utilizar?, ¿qué tipo de cercanía? ¿Me voy a acercar con una lupa?, ¿trabajaré con binoculares? Podemos nosotros ahora, haciendo como la propia novela, como la de Cortázar, hacer un epígrafe. Es breve y pertenece al primer capítulo de Rayuela. Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos. Baja el archivo completo de este primer encuentro. 24 pag.
 
CLIC para bajar el archivo CursoMalba2012_Rayuela1.doc